En este momento estás viendo Meditación: Guía para Principiantes

Meditación: Guía para Principiantes

Durante los últimos años, la meditación se ha convertido en una corriente que muchas personas quieren seguir. Es una de las prácticas más antiguas del mundo. Hay muchos estudios sobre sus beneficios, físicos, emocionales y mentales.  

Si tan sólo le dedicaramos unos minutos a la meditación, moveríamos la necesidad de saciar toda nuestra ansiedad a una fuente donde encontramos realmente el beneficio que buscamos: unirnos con la fuente del poder.

¿Qué es meditar?

Meditar es concentrar la atención en algo concreto (la respiración, un mantra, un sonido, la llama de una vela, etc.) mientras se es consciente de todo aquello que nos distrae (parloteo mental). 

Cuando meditamos nos concentramos en la experiencia de “ser sin hacer” en el tiempo presente. 

Dejamos de “pensar y hacer” y simplemente “somos” en el tiempo presente. Es decir, nuestra mente no está ni recordando experiencias que tuvieron lugar en el tiempo pasado ni está elaborando planes de acción ante posibles situaciones futuras. 

Por sencillo que parezca, centrar la atención en una única cosa no es tarea fácil ya que nuestra mente está ocupada en generar y prestar atención a numerosos pensamientos relativos a experiencias presentes, pasadas o a posibles experiencias futuras.

Durante la práctica de la meditación no sólo estamos expuestos al parloteo mental propio de nuestra mente sino también a numerosas sensaciones (tengo hambre; me pica aquí; me duele ahí; huele a…; oigo la sirena de una ambulancia; etc) y estados emocionales.

La manera de lidiar con todas estas distracciones durante la meditación es no oponerse a ellas permitiendo su manifestación, etiquetándolas y dejándolas ir mientras respiramos, retornando la atención en el objeto de la meditación.

Ebook - Atraer Abundancia

DESCARGA TU EBOOK

Introduce tu nombre y tu email para descargar tu hoja de trabajo

50%

Técnicas de meditación 

Enfocado: Meditar centrando la atención en la respiración, en los sonidos. Esta es la meditación perfecta tanto para principiantes como para expertos.

Mantras: Meditar con un mantra, repitiendo una palabra o frase. Este tipo de meditación es recomendable cuando resulta difícil “controlar” el parloteo mental durante la meditación.

Si quieres saber más de mantras, hice un blog post sobre eso.

Chakras: Meditar centrando la atención en los chakras. Este tipo de meditación se utiliza para equilibrar los chakras.

También hay un blog post sobre Chakras.

Movimiento: Meditar paseando. Este tipo de meditación puede ser mientras caminas, cocinas, comes.

Espiritual: Meditar como medio para manifestar. Este tipo de meditación se utiliza durante el proceso de la manifestación de deseos.

Kundalini: La idea principal de este tipo de meditación es que gracias a esta técnica uno despierta su energía Kundalini, situada en la base de la columna vertebral. 

Cuando esta energía se libera, viaja por la columna vertebral y conduce a una experiencia comúnmente conocida como despertar Kundalini, que en última instancia conduce a la iluminación. Las meditaciones Kundalini pueden incluir técnicas de respiración, mantras, mudras y cánticos para aprovechar el poder de la mente inconsciente. Es una forma energizante de despertar la mente.

Beneficios de la meditación

No importa qué tipo de meditación practiques siempre y cuando consigas calmar la mente. El propósito de la meditación es calmar la mente para experimentar la realidad en el tiempo presente. 

Hay muchísimos estudios científicos que avalan los numerosos beneficios como son la relajación, una mejor la capacidad de concentración, un buen estado de ánimo, la armonía interior, y en general un mejor estado de salud porque fortalece el sistema inmunológico.

Crea patrones de ondas cerebrales beneficiosas y te permite viajar al interior de tu ser para adquirir conocimiento e información trascendental desde una fuente más allá de tu visión lineal del mundo.

Aparte de estos beneficios tangibles y documentados la meditación permite controlar nuestra “mente de mono” que está permanentemente saltando de un pensamiento a otro sin parar. 

Tu mente está la mayor parte del tiempo o en el pasado o en el futuro, pero rara vez en el presente.

Enfocarte en la meditación hace que estés centrado en el aquí y el ahora y te ayuda a calmar cualquier sensación de ansiedad por estar pensando en el futuro o de tristeza por estar enfocado en el pasado.

La meditación nos ayuda a silenciar nuestro parloteo mental interno y al hacerlo nos permite conocer nuestros deseos y anhelos y tomar las decisiones adecuadas para conseguirlos. 

Nos permite percibir la realidad tal y como es y experimentarla en el tiempo presente con consciencia plena. Además de acceder a la “divinidad” que hay en cada uno de nosotros que nos conforta y guía.

Sí TIENES tiempo para meditar. Meditaciones de 1 minuto

Tienes un minuto de sobra, ¿verdad? Un minuto al día en silencio puede cambiar tu vida. Comprométete un minuto al día y usa esta práctica para silenciar tu mente y calmar tu energía.

Practica la técnica de Kundalini “Sa ta na ma”

Mi mantra favorito de todos los tiempos es parte de una poderosa meditación Kundalini que me gusta llamar la Meditación Milagrosa, también conocida como la meditación para expandirse hacia el conocimiento intuitivo. 

La práctica de este mantra trae equilibrio mental y ayuda a consolidar y cambiar los hábitos. Por tanto, es un mantra catalizador del cambio.

Esta técnica es increíble, fácil, rápida y efectiva. Puedes hacerlo en cualquier lugar.

Presione suavemente tu pulgar contra su dedo índice, luego tu dedo medio, luego tu dedo anular, luego tu dedo meñique.

Cuando toques tu dedo índice o de Júpiter (trae conocimiento, expande nuestro campo de posibilidades y nos libera de las limitaciones). Di: “Sa”.

Cuando toques tu dedo medio o de Saturno (da paciencia, sabiduría y pureza ). Di: “Ta”.

Cuando toques tu dedo anular o del Sol (da la vitalidad y vida ). Di: “Na”.

Cuando toques tu dedo meñique o de Mercurio (ayuda a una clara comunicación). Di: “Ma”.

Respira profundamente mientras dices cada palabra. Ve tan lento o tan rápido como desees. Utiliza esta técnica mientras estás en una fila larga, puedes hacerlo debajo del escritorio en una reunión de trabajo o incluso en medio de una pelea con un compañero o amigo.

Esta técnica te ayudará a superar todo tipo de emociones locas y te ayudará a liberar el resentimiento rápidamente.

Video con esta técnica


La respiración de 1 minuto

Durante un minuto, sigue esta técnica de respiración:

Inhala durante 5 segundos

Aguanta la respiración durante 5 segundos.

Suelta por 5 segundos

Practica este patrón de respiración durante un minuto al día.

¡Aquí tienes otra gran meditación que puedes hacer en un minuto o menos todos los días!

Mantra para cuando vas en el auto:

Durante tu viaje, es útil que repitas un mantra mientras inhalas y exhalas.

Prueba esto:

Inhala: Inhalo paz.

Exhala: Exhalo amor.

O de camino al trabajo:

Inhala: amo mi trabajo

Exhala: mi trabajo me ama

Recitar un mantra mientras te conectas a tu respiración puede ser una forma muy poderosa de meditar.

Crea un espacio de meditación

En mi espacio de meditación me gusta tener velas, inciensos, cuarzos, cartas de los Ángeles. Es genial crear un espacio en tu hogar que sea tranquilo, ordenado y sereno. Este espacio lo puedes dedicar a tu práctica.

Pero si el espacio es reducido o viajas mucho, ¡no te preocupes! Realmente puedes meditar en cualquier lugar. Puedes meditar en un banco del parque, en tu escritorio, en la bañera e incluso manejando.

Sin embargo, si puedes, crea un espacio sagrado para meditar. Puedes mantener el espacio minimalista o llenarlo con elementos que te inspiren, como tapices o alfombras, cristales, un mat de yoga, bellas obras de arte, collares de mala, plantas o una baraja de cartas.

Termina tu meditación con una intención positiva

También es útil establecer una intención para el resto del día una vez que termines tu práctica. Finaliza con una intención positiva como esta: 

Elijo llevar esta paz conmigo por el resto del día.

Está bien sentirse incomodo cuando empiezas a meditar

Cuando comienzas tu práctica de meditación, es posible que te sientas incómodo. ¡Eso es totalmente normal! No es necesario ser un experto instantáneo para beneficiarse de la meditación. 

Puedes esperar que surjan pensamientos durante tu meditación. En lugar de frustrarse, intenta dejarlos pasar. Somos humanos y así es como funcionan nuestras mentes.

Si meditas con un mantra, vuelve suavemente a él cada vez que descubras que tu mente divaga. Los maestros dicen que hay que ver los pensamientos como nubes flotando dentro y fuera de tu mente. Sin llenarlos de energía.

Cuanto más practiques la meditación, incluso si es solo un minuto o dos cada día, mejor te volverás. Pero la idea es que lo disfrutes, así que no te fijes tanto en el tiempo.

Hay todo tipo de formas de meditar y muchas herramientas para ayudarte a crear una práctica de meditación adecuada para ti. Si no resuenas con una, prueba con otra. 

Déjate adaptar a este nuevo hábito y hazlo tuyo. Solo recuerda: cualquiera puede meditar todo el tiempo que quiera. Eso te incluye a ti.

Ahora detente un momento y siéntate a meditar, enfócate en tu respiración, cuando inspires imagina y siente como unas vibrantes espirales de energía entran en las paredes de tus pulmones, pasan por la sangre y observa como la energía vital llega a tu corazón, sigue respirando y disfruta de la energía amorosa del Universo.

Visita la Tienda. Click aquí

El poder de ananda shop

Deja una respuesta