En este momento estás viendo Ley de atracción: Técnica de manifestación

Ley de atracción: Técnica de manifestación

Los pensamientos son el lenguaje del cerebro y las emociones son el lenguaje del cuerpo.

 Para conectar con ese estado del ser donde se logra manifestar tienes que experimentar y conectar con la energía del futuro para que tu cuerpo, tu parte inconsciente empiece a sentir como si estuviera viviendo ese momento.

Así logras moverte a un nuevo estado del ser hacia una nueva personalidad y una nueva personalidad crea una nueva realidad personal.

Hay que crear una coherencia entre el cerebro y el corazón y eso se logra con emociones de alta vibración.

 Pero ¿por qué no vivimos así todo el tiempo? porque el 70% del tiempo vivimos en el estrés y este es un estado de supervivencia, que nos hace separarnos de la divinidad, aquí el ego se apodera de nosotros.

Entonces para que nosotros podamos crear, tenemos que tomarnos un tiempo cada día para hacer un trabajo de introspección donde nos sinceremos, para cambiar las percepciones y creencias que tenemos de nosotros mismos y eso es simplemente, ese pensamiento que te repites una y otra vez de ti mismo y de tu realidad actual.

Todas nuestras creencias provienen de nuestro pasado y para poder cambiar todas estas creencias y limitaciones hay que tomar una decisión.

 Una decisión con una fuerte convicción, que nadie te saque de ahí, que estés bien decidido, esto crea una energía muy grande, y una emoción en tu cuerpo, que no le queda otra opción al cerebro, más que responder a este nuevo estado del ser.

 La mayoría de las personas siguen creando su futuro a partir de las percepciones que tienen de hace 30 ó 40 años. Por esto es tan importante trabajar en nosotros mismos.

En el momento que decidas manifestar algo nuevo en tu vida, porque estás seguro de que realmente lo quieres, es importante que sepas que lo tienes que hacer desde el momento presente y con una energía de alta vibración. 

De esta forma te haces compatible con la energía que quieres manifestar, que ya existe en el campo de conciencia y en ese momento empiezas a atraer a ti el evento soñado.

En el momento que cambias tu energía, cambias tu percepción, en ese momento influencias cada átomo de tu cuerpo y literalmente cambias tu vida. Esto es la ley de atracción.

Cambiando tu energía:

Cuando combinas una intención clara con emociones elevadas, justo cuando estas en el momento hermoso del presente, donde todas las posibilidades existen en el campo cuántico, es cuando puedes materializar en esta 3D.

Una intención clara es justo como suena, tienes que tener claro qué es lo que deseas manifestar, siendo lo más específico posible, describiendo en detalle.

Por ejemplo, digamos que quieres ir de vacaciones. ¿A dónde vas a ir? ¿Cómo vas a llegar ahí? ¿Con quién quieres ir? ¿Dónde te vas a quedar? ¿Qué quieres hacer cuando estes allá? ¿Qué comida quieres comer? ¿Qué quieres tomar? ¿Qué ropa vas a llevar? ¿Qué comprarás allá? Entiendes el punto. 

Hazlo tan detallado como puedas, tan real como puedas porque le vas a añadir una letra como un símbolo, que represente la posibilidad para todas esas condiciones.

Esos pensamientos que te hacen tener una intención clara son carga eléctrica que estás mandando afuera al campo de conciencia.

Ahora tienes que combinar la intención con una emoción elevada como amor, gratitud, inspiración, alegría…

Tienes que conectar con la emoción anticipada, que tendrás cuando ya hayas manifestado tu intención. La emoción elevada (que lleva una energía superior) es la carga magnética que estás enviando al campo. 

Y cuando combinas la carga eléctrica (tu intención) con la carga magnética (emoción elevada), creas una firma electromagnética que es igual a tu estado del ser. 

De hecho, la energía que se crea cuando el corazón se abre hace que el corazón se vuelva más ordenado y coherente, al igual que el cerebro, por lo que produce un campo magnético increíble.

Al haber una coincidencia vibratoria entre tu energía y cualquier potencial que ya existe en el campo unificado, comienzas a atraer esa nueva experiencia hacia ti.

Te encontrará a medida que te conviertas en el vórtice de tu futuro. Entonces, tienes que convertirte en pura conciencia (sin cuerpo) y cambiar tu energía, la señal electromagnética que estás transmitiendo, y luego atraerás esa experiencia futura directamente a ti (cambiando la energía en materia). 

Literalmente te sintonizarás con la energía de un nuevo futuro, y mientras lo haces, el observador (el campo unificado) te está observando, viendo un nuevo destino, y luego respalda tu creación.

Ejercicio de manifestación:

Cada letra representa un potencial diferente: R es una nueva relación. T es un trabajo nuevo. P es un problema que se está resolviendo en tu vida. V es de viaje soñado. S de salud perfecta. A es abundancia. O es una nueva oportunidad. 

Antes de continuar, con el ejercicio, quiero enfatizar en cuán importantes son las emociones elevadas para que funcione esta ecuación. 

Después de todo, cuando decides observar un futuro en el campo cuántico que quieres manifestar, si lo estás haciendo como víctima o como alguien que sufre o se siente limitado o infeliz, tu energía no va a ser coherente con lo que quieres crear y no podrás manifestar con ese nuevo futuro para ti.

De hecho, cualquier energía de baja vibración que sientas no puede llevar el pensamiento del futuro que sueñas. Llevará solo un nivel de conciencia igual a esas emociones limitadas. 

Todas las posibilidades existen, puedes ser abundante, puedes estar sano, puedes ser rico, puedes tener una experiencia mística, puedes crear un nuevo trabajo, el trabajo de tus sueños, puedes resolver un problema en tu vida. 

Cuando te sintonizas con la energía de tu futuro y observas intencionalmente ese potencial en el cuántico, haces que los campos infinitos de energía se colapsen en partículas, que es llamado evento cuántico, y eso se convierta en una experiencia que luego manifestarás en tu mundo físico tridimensional. 

Asígnale una letra mayúscula, a lo que quiere crear:

Escribe esa letra en una hoja de papel. Piensa en la letra como un símbolo que representa esa posibilidad específica en tu vida. En realidad, ponerlo en un papel en lugar de solo pensar en ello es importante porque el acto de escribirlo confirma que lo quieres. 

Luego dibuja dos líneas circulares onduladas alrededor de la letra para representar el campo electromagnético que necesitas generar alrededor de tu cuerpo para igualar ese potencial en el cuanto. 

Escribe con detalle lo que quieres lograr:

Se específico y enumera al menos cuatro de ellos. (Lo único que no quiero que consideres incluir es cualquier mención de un período de tiempo). Por ejemplo, si tu intención es un gran trabajo, tu lista podría verse así: 

La “T” de trabajo en el medio, del lado izquierdo los pensamientos y del lado derecho cómo te sientes, las emociones que sentirás cuando suceda ese potencial imaginado. 

Y si crees que no sabrás cómo te sentirás porque aún no lo has experimentado, prueba con la gratitud; eso funciona muy bien. 

Luego, tienes que sentarte en meditación, y visualizar este ejercicio, vívelo, siéntelo, y trata de hacer una meditación por lo menos una vez a la semana donde visualices todo lo que escribiste y lo sientas desde el momento presente para que puedas lograr manifestarlo.

Luego que acabes la meditación, aunque estás de regreso en el mundo tridimensional de la materia, tienes que levantarte sintiendo como si tu intención ya se ha manifestado, o como si tu oración ya hubiera sido respondida. 

Pero debes permanecer consciente, porque en el momento en que olvides y empieces a preocuparte por cuándo sucederá o cómo sucederá, volverás a tú antiguo yo, tratando de predecir el futuro basado en el pasado. 

Y luego comenzarás a sentir las mismas viejas emociones familiares (con la misma energía baja) que influyen en tus mismos viejos pensamientos, y acabas de tomar la decisión de permanecer atrapado en lo conocido.

 Podríamos decir que te desconectarás de la energía de tu futuro en el momento en que sientas la energía familiar de las emociones de tu pasado.

Si, en cambio, logras sintonizar con éxito este potencial que has elegido una y otra vez y te familiarizas con él, podrás hacerlo.

Conectate con está energía no solo en la meditación, sino también cuando estés en la fila del banco, del supermercado, cuando estés sentado en medio del tráfico.

Puedes hacerlo una y otra vez con los ojos abiertos. Solo recuerda, cada vez que te sintonizas con la energía de tu futuro en el momento presente, estás atrayendo tu futuro hacia ti. Y si lo haces con suficiente frecuencia, y lo haces correctamente, cambiará tu biología de una realidad pasado-presente a una realidad futuro-presente. 

Es decir, cambiará tu cerebro neurológicamente de ser un registro del pasado a convertirse en un mapa del futuro.

Al mismo tiempo, mientras le enseñas a tu cuerpo emocionalmente cómo se sentirá en ese futuro en el momento presente, reacondicionarás tu cuerpo con esta nueva emoción elevada. 

La gratitud es una emoción poderosa que se usa para manifestar porque normalmente sentimos gratitud después de recibir algo. Entonces, la firma emocional de gratitud significa que ya sucedió.

 
Inspirada en:

Deja una respuesta