En este momento estás viendo Cómo Encontrar tu Propósito de Vida, tu Ikigai

Cómo Encontrar tu Propósito de Vida, tu Ikigai

¿Qué es Ikigai?

Significa “la razón de vivir”, “la razón de ser”, el motivo por el que cada mañana te levantas. 

La traducción de “Iki” seria “vida” y “gai”. “valor”. Está basado sobre cómo encontrar tu destino en la vida, el propósito por el cual vivimos, la satisfacción plena en tu vida.

De acuerdo con los Japoneses, todos tenemos un Ikigai, que es la razón de vivir.

Descubre tu Ikigai

“El arte de envejecer siempre joven”

Héctor García & Francesc Miralles. Ikigai

Muchas personas ya han encontrado su Ikigai, mientras otras, aún están en la búsqueda, encontrarlo requiere de paciencia.

El ikigai es la razón por la cual despertarse cada mañana.

Tener claro nuestro ikigai nos trae satisfacción y nos llena de felicidad y propósito en nuestras vidas.

El lugar a donde se le asigna el nacimiento de este concepto es en Okinawa. Esta prefectura es la más lejana de Japón y comprende una serie de 160 pequeñas islas, de las cuales solo 44 están habitadas. 

Este sitio es uno de los lugares en el mundo donde hay menos radicales libres en el ambiente, causantes del envejecimiento. Así mismo, sus habitantes padecen de menos enfermedades crónicas y de reducidos casos de demencia.

De hecho, en la cultura nipona, no se conoce el término “jubilarse” como tal, ya que muchos ciudadanos japoneses siguen trabajando o dedicando su tiempo a lo que realmente les gusta, mientras su salud se lo permita. 

El poder de escucharse, de ser honesto, de crear y mantener buenos hábitos, evitará sufrir depresión, reducir el sedentarismo y por ende mejora la salud física y mental. 

Según Confucio, “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.

 Si dudas sobre a qué dedicar tu tiempo, es posible que el siguiente diagrama te sea de ayuda para encontrar una profesión la cual te haga feliz el resto de tu vida. Para algunas personas les requerirá mayor esfuerzo encontrar su razón de ser, incluso se pueden pasar toda la vida, buscándolo sin llegar a descubrirla, pero todos y cada uno de los seres humanos tenemos un “Ikigai” propio.


DESCARGA TU HOJA DE TRABAJO

Introduce tu nombre y tu email para descargar tu hoja de trabajo

50%

Cómo vivir más tiempo después de encontrar tu Ikigai:

La misión después de encontrar tu ikigai, tu combustible existencial, es que una vez que lo encontraste, lo que importa es tener el coraje y hacer el esfuerzo de mantenerte en el camino correcto, en el camino de tu propósito.

El encontrar tu ikigai es cuando realizas una actividad y se te va el tiempo que ni si quiera te das cuenta y han pasado tres horas.

Es como la sensación que da el esquiar, para las personas que les gusta practicar este deporte, imagina que estas esquiando, en una de tus pistas preferidas, la nieve espectacular, vuela a tu alrededor como arena. Las condiciones son perfectas.

Estás totalmente enfocado en esquiar lo mejor que puedes.

En ese momento no hay futuro, no hay pasado. Lo único que existe es el presente. Estas sintiendo tus esquís, tu cuerpo, y tu consciencia unida como una sola entidad. Estás completamente inmerso en la experiencia, sin pensar, sin distraerte por otra cosa. Tu ego se disuelve.

Todos hemos estado inmersos en una actividad donde nos perdemos y se nos va el tiempo en la actividad que disfrutamos.

Pasamos la tarde con un libro que nos gusta y nos sumergimos en él y perdemos el sentido del tiempo. A veces no te pasa que cuando estás haciendo algo que te encanta se te quita el hambre, el tiempo pasa y hasta que caes en cuenta que no has comido.

¿Cómo nos sentimos después que terminamos una actividad que nos encanta?

¿Qué cosa hacemos que nos gusta muchísimo?

¿Cuándo somos más felices?

Estás preguntas pueden ayudarte a descubrir cuál es tu ikigai.


“Los grandes elementos esenciales para la felicidad en esta vida son algo que hacer, algo que amar y algo que esperar”

¿Qué es Kintsukuroi (金継ぎ)?

Existe un concepto conocido como Kintsukuroi (金継ぎ), que es una técnica de origen japonés que quiere decir “reparación de oro”.

Esta corriente de pensamiento surgió en torno al siglo XIV, cuando el shōgun (gobernante designado por el emperador) Ashikaga Yoshimasa envió una taza de té a China para reparar. Como fue insuficiente, ya que se filtraba el agua por las grietas, ordenó a unos artesanos japoneses a arreglar la taza.

Éstos emplearon un barniz con polvo de oro que convertía el nuevo tazón en algo más bello y duradero.

La idea consiste en restaurar objetos cerámicos que se han roto, rellenando con oro o plata los surcos. Al marcar los defectos, en lugar de ocultarlos, se enaltecen aún mas.

No consiste en eliminar las grietas, más bien se busca que destaquen, incluso se pulen en exceso para dotarlas de un mayor protagonismo, mostrando esa fragilidad, y a la vez esa resiliencia, que significa la capacidad de sobreponerse y adaptarse a los baches, a las circunstancias externas de la vida que no dependen de ti.

Los japoneses consideran que, detrás de lo que ha sido roto y reparado, hay una historia que vale la pena admirar.

Carlos Paularena Carballo. IKIGAI

¿Qué es Resiliencia?

Una de las cosas que las personas que tienen un ikigai claro y definido tienen en común es  perseguir sus sueños sin importar otra cosa.

Nunca se rinden, aunque las cosas se pongan difíciles.

Resiliencia, un concepto muy importante entre los psicólogos, que es la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas.

La resiliencia no se trata solo de la habilidad de perseverar, es también la búsqueda que podemos cultivar para mantenernos enfocados en las cosas realmente importantes de la vida, en vez de dejarnos llevar por las emociones negativas.

七転び八起き 

Si te caes siete veces, levántate ocho

-Proverbio japonés.

Tarde que temprano, a todos nos toca enfrentar momentos difíciles, pero la forma en que los enfrentamos cuando ejercitamos la resiliencia emocional hace una gran diferencia en nuestra calidad de vida. Esto es esencial para afrontar las subidas y las bajadas de la vida.

La resiliencia es nuestra capacidad para enfrentar los contratiempos.

Cuanto más resistentes seamos, más fácil será levantarnos y volver a lo que da sentido a nuestras vidas.

Las personas resilientes saben cómo mantenerse enfocadas en sus objetivos, en lo que importa, sin ceder ante el desánimo.

Su flexibilidad es la fuente de su fuerza: saben cómo adaptarse al cambio y a las inversiones de la fortuna. Se concentran en las cosas que pueden controlar y no en las que no pueden controlar.


“Señor, concédenos la gracia de aceptar con serenidad las cosas que no pueden cambiarse y el coraje de cambiar las cosas que deberíamos cambiar, así como la sabiduría para distinguir unas cosas de otras”.

Reinhold Niebuhr oración de la serenidad

Nuestro ikigai es diferente para todos nosotros, pero una cosa que tenemos en común, es que todos estamos buscando el sentido de nuestra vida.

Cuando pasamos nuestros días sintiéndonos conectados con lo que es significativo para nosotros, vivimos más plenamente; cuando perdemos la conexión, sentimos desesperación.

El “Ikigai” no persigue la felicidad como fin último, más bien, en lo que se basa es en encontrar aquello que se te da bien y te apasiona, además de saber que con ello contribuyes y aportas valor a la sociedad. La felicidad sería una consecuencia, tras encontrar tu razón de ser y sentirte auto realizado.

Inspirada en:

IKIGAI

Visita la Tienda. Click aquí

El poder de ananda shop

Deja una respuesta