En este momento estás viendo ¿Qué son los cuencos tibetanos y para qué sirven?

¿Qué son los cuencos tibetanos y para qué sirven?

Desde su noble y mágica tierra natal, los cuencos tibetanos han atravesado el Himalaya, los valles y las antiguas rutas comerciales. Estos misteriosos objetos han despertado interés y curiosidad sobre su origen y uso tradicional. 

Los cuencos han sido históricamente fabricados en el Tíbet, Nepal, India, Bután, China, Japón y Corea, sus tamaños oscilan entre los 10 cm de diámetro hasta incluso un metro.

Estos recipientes se emplean desde hace miles de años con fines terapéuticos en la medicina oriental. En Occidente, únicamente se utilizan estos cuencos desde hace unos 40 años.

La energía que generan las vibraciones de estos cuencos ayuda a las personas a alcanzar un estado de paz profunda que favorece el positivismo y abre la mente y los oídos a las necesidades reales del ser humano.

¿En qué se basa la terapia del sonido con cuencos tibetanos?

Toda terapia basada en el sonido, se basa en el principio de resonancia, por el cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable.

El principio de resonancia designa la capacidad que tiene la vibración de llegar más allá, a través de las ondas vibratorias y provocar una vibración similar en otro cuerpo. Es decir, es la capacidad que tiene una frecuencia de modificar a otra frecuencia.

¿Cómo se hacen los cuencos?

Los cuencos tibetanos o cuencos de sonido se fabrican en Nepal y en la India. Estos pueden hacerse a máquina fundiendo y girando un torno, o pueden hacerse artesanalmente a mano.

Los más conocidos miden entre 20 y 30 cm de diámetro. Fundiendo y batiendo cobre en un recipiente y luego moldeando esto a mano en el cuenco final. 

Existe la creencia de que los cuencos están hechos de siete o cinco metales. Esta creencia puede haber comenzado cuando los cuencos se hicieron coincidir con los planetas a través de la astrología y de las primeras pruebas de cuencos que indicaban que estaban hechos de múltiples metales.

Los cuencos más antiguos pueden tener trazas de varios metales, ya que probablemente están hechos de metales en bruto impuros.

En la actualidad los cuencos nuevos son de cobre con varias mezclas que dependen del fabricante. 

Los vendedores pueden etiquetar los cuencos como cinco o siete metales, y decir que tienen propiedades especiales; como los cuencos de luna llena, que se dice que son fabricados durante la luna llena, eso depende de las creencias de cada persona, pero a menudo puede ser una estrategia de venta.



¿Qué significa el sonido de un cuenco tibetano?

Producen un masaje sonoro que equilibra la energía de quién se expone a la vibración que emiten. La imagen de un ambiente en el cual se escucha el singular sonido de los cuencos tibetanos es de calma y paz.

También Te Puede Interesar:

Beneficios:

  • Eliminan bloqueos energéticos y traumáticos.
  • Limpian el lugar de malas vibraciones y energías negativas.
  • Relajan la mente.
  • Mejora problemas de insomnio.
  • Proporcionan sensación de bienestar.
  • Úsalos con tus hijos, desde bebés, los relaja mucho.
  • Hacen que la meditación sea más fácil.
  • Limpia tus cristales o cuarzos con el sonido de los cuencos.
  • Generan un estado que es beneficioso para la salud general, elevando las defensas del organismo.
  • Su uso es muy útil en casos de ansiedad.
  • Impulsan el crecimiento espiritual.
  • Eleva las endorfinas, lo que te hace sentir una sensación de felicidad y armonía.


¿Cómo utilizar el sonido como curación?

La teoría védica de los canales y centros de energía entran en la práctica espiritual y la curación chamánica local en estas regiones, y ciertos cuencos se relacionan a ciertos chakras, siempre debemos de poner una intención a la hora de tocar los cuencos.

Como todo en la vida es la intención, en el momento que nosotros relacionamos nuestros chakras con el sonido de los cuencos, esto puede resultar muy sanador.

Tu mismo puedes averiguar cómo cada chakra reacciona con diferentes notas y diferentes cuencos, esto es porque podría haber chakras bloqueados y se puede conseguir un equilibrio con diferentes estímulos y diferentes vibraciones.

Todo es práctica, y con los cuencos es igual, con el pasar del tiempo y a través de la práctica, en algún momento comenzarás a desarrollar el sentimiento y la orientación interna para intuir el cuenco que es el ideal para ti.

La idea es  que empieces a ver a los cuencos tibetanos como un instrumento de uso común, diario, de bienestar, que podemos usar todas las personas. No tienes que ser super espiritual ni creerte casi monje para usarlos. 

Simplemente todas las personas tenemos algo en común, y es que queremos sentirnos bien en nuestro día a día.

Y los cuencos tibetanos nos ayudan en esta tarea, nos asisten limpiando y desbloqueando nuestros puntos energéticos, los chakras.

Este desbloqueo energético es una puerta de entrada para poder conocernos mejor, lo que hace el sonido es ordenar y limpiar nuestra energía vital para que podamos comprender y vivir cada día con más paz mental y sosiego.

Deja una respuesta